Tu Sueño Condiciona Tu Vida

Tu Sueño Condiciona Tu Vida

Un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo. A la edad de 60 años, 20 de ellos los habremos dormido. Es lo que más hacemos, día a día, noche tras noche, así que cualquier problema durante el sueño, nos afecta cotidianamente, tanto de noche, como de día, condicionando muchas veces nuestra vida, porque las funciones del sueño son importantísimas para nuestro organismo.

Los 10 Mejores Suplementos Para Los Trastornos Del Sueño

Estos 10 productos han sido elegidos porque nuestros clientes los adoran y tienen las mejores revisiones de los consumidores.

#1 Nested Naturals Luna Melatonin-Free

Nested Naturals Luna Melatonin-Free - 60 Vegan Capsules

#2 OLLY Restful Sleep

OLLY Restful Sleep - 50 Gomitas

#3 Zarbees Childrens Sleep with Melatonin (Niños 3+)

Zarbees Childrens Sleep with Melatonin - Mixed Fruit - 50 Gummies

#4 VitaFusion Melatonin Strength 5 mg - Blackberry

Zarbees Childrens Sleep with Melatonin - Mixed Fruit - 50 Gummies

#5 Natrol Melatonin 10mg - Strawberry

Natrol Melatonin 10mg - Strawberry - 100 Tablets

#6 Nature Made Melatonin 5 mg

Nature Made Melatonin 5 mg - 90 Tablets

#7 Zarbees Childrens Sleep Chewable Tablet with Melatonin (Niños 3+)

Zarbees Childrens Sleep Chewable Tablet with Melatonin - Grape - 50 Chewable Tablets

#8 Vicks ZzzQuil PURE Zzzs Melatonin + Chamomile & Lavender

Vicks ZzzQuil PURE Zzzs Melatonin + Chamomile & Lavender - 60 Gummies

#9 Natures Trove L-Theanine 200 mg

Natures Trove L-Theanine 200 mg - 120 Vegetarian Capsules

#10 Basic Care Sleep Aid Doxylamine Succinate 25 mg

Basic Care Sleep Aid Doxylamine Succinate 25 mg - 96 Tablets

La Importancia De Dormir Bien

El SUEÑO representa una función vital por ser…
  • Imprescindible (el ser humano no puede vivir sin dormir)
  • Restauradora (el sueño “repara” nuestro cuerpo cada día)
  • Complementaria y fundamental para asegurar la vigilia: dormimos para poder estar despiertos al día siguiente
  • Fisiológicamente necesaria: (reguladora de los biorritmos y garantía para el equilibrio entre las exigencias biológicas internas y el medio exterior)
En líneas generales, no se conoce con exactitud científica qué pasa mientras dormimos, pero lo que sí sabemos es que cada fase del sueño implicada en una tarea diferente. Durante el sueño profundo, se produce la restauración física y durante el sueño REM la de la función cognitiva (procesos de aprendizaje, memoria y concentración).
De esta manera, lo que hemos aprendido durante el día se reafirma. En el saber popular encontramos frases hechas y refranes en este sentido como “lección dormida, lección aprendida” o “consultarlo con la almohada”. En la actualidad, hay muchos factores en los que se ha demostrado que dormir adecuadamente influye. Hablamos de rendimiento en el trabajo y en los estudios, bajas médicas, accidentesy todo lo que ello implica.
La vida moderna exige un permanente proceso de aprendizaje, atención, concentración, vigilancia…y funciones cognitivas como conducción, control y observación tienen un papel fundamental. Todas están íntimamente relacionadas con un buen descanso. Por eso, el sueño no reparador tiene consecuencias sociales y médicas importantesque afectan por igual a todas las edades y estamentos sociales. A todo ello hay que añadir que en Colombia dormimos menos porque nos levantamos igual de temprano por la mañana pero nos vamos a dormir más tarde que en otros países.

El Sueño Crucial En La Infancia

La proporción de tiempo durmiendo aumenta muchísimo durante la primera infancia, ya que en sus 2 primeros años, el bebé habrá dedicado más del 70% a dormir, siendo, además, el sueño del bebe, un prólogo imprescindible y fundamental para toda su vida posterior.
Recientes estudios han evidenciado que más de un 30% de los niños tienen dificultades o problemas para dormir. Pero lo curioso es que la consecuencia de esta falta de sueño es, en este caso, diferente a la de los adultos. El niño, en lugar de estar somnoliento, se activa para no dormirse,volviéndose más inquietoy más irritable. Por tanto, el llanto y la inquietud son síntomas que muy frecuentemente se asocian a la falta de sueño y descanso óptimos en estas edades.
Pero no sólo esa es la consecuencia de un mal descanso nocturno en edades iniciales. La lista de problemas es interminable y a medida que estudiamos el sueño infantil, ésta se amplía…:
  • Los pediatras han observado que los niños con ritmos perturbados de sueño presentaban entre los dos y los cuatro años más casos de otitis, rinofaringitis y enuresis nocturna de repetición que la media.
  • Estudios recientes demuestran que los niños que duermen menos horas de las aconsejadas tienen peores calificaciones en la escuelay déficits muy significativos en el aprendizaje y la expresión del lenguaje, cuando se les valora a los seis años
  • La falta de atención, mayor dependencia de quien lo cuida, los problemas de crecimiento, la mayor probabilidad de obesidad infantil, dolores de cabeza, inseguridad, timidez, peor carácter y baja tolerancia a la frustración y, ya en edades más avanzadas, el fracaso escolar, son otras graves consecuencias derivadas de un mal sueño durante la infancia.
Sin embargo, el problema más preocupante es que se ha demostrado que el déficit de sueño durante los primeros 3 años ya no es recuperable después. Existe un período crítico del desarrollo en el inicio de la infancia donde dormir poco es particularmente dañino para algunos aspectos de su evolución, incluso a pesar de que el tiempo de sueño se normalice más tarde. Un niño que a los 5 años no ha superado sus dificultades para dormir tiene muchas más probabilidades de padecer trastornos del sueño el resto de su vida.
Igualmente importante es el saber dónde debe dormir el bebé. Muchos padres optan por tener al recién nacido en su propia cama durante las primeras semanas. Ésa no es una buena elección, porque a las pocas semanas se habrá convertido en una costumbre difícil de erradicar.
Hay que ser conscientes de que un bebé tiene unas particularidades dimensionales y fisiológicas que hacen que necesite un soporte de descanso específico. Mejor que la opción anterior es instalar al bebé en la habitación de los padres pero en su propia cuna, de menores dimensiones, donde se sentirá tan confortable como en el claustro materno. Aún así, lo recomendable es que a partir del 3º mes el niño duerma ya en su propia habitación y una vez tenga ya el hábito de dormir bien aprendido.
Así pues, facilitar las condiciones óptimas para que puedan dormir cuanto necesiten en esta etapa crucial de su desarrollo, es vitalpara ellos. Por tanto, brindarles la oportunidad de dormir suficiente y de manera óptima cada noche durante los primeros años constituye un seguro de vida para ellos.
En conclusión, el sueño tiene que ser una prioridad para toda la familia. Los padres deben tener rutinas y horarios de sueño regulares y consistentes. La investigación ha demostrado el gran impacto que dormir bien tiene sobre el humor, la atención, el aprendizaje y el desarrollo de los niños, sin mencionar la falta de descanso en los padres, por lo que, ahora más que nunca, es imprescindible tener claro que dormir mejor, sobre todo en la infancia, es salud.

Consecuencias De No Dormir Bien

Sabías que…

  • Si dormimos poco o mal tan solo 1 día, no nos encontraremos bien al día siguiente. Pocas patologías muestran sus efectos de forma tan clara.
  • El sueño perdido no se recupera, sino que se acumula, irremediablemente, teniendo serias consecuencias también a medio y largo plazo.
  • El sueño es como nuestra talla de zapatos: todos tenemos una medida propia.
  • Cuando nos levantamos, pesamos menos porque por la noche es cuando quemamos más grasas.
  • Problemas de conducta y crecimiento, menor rendimiento escolar y coeficiente intelectual o mayor probabilidad de obesidad... son sólo algunas las consecuencias más importantes de dormir mal en edades tempranas.

Consecuencias de dormir poco o mal

La falta de horas de sueño tiene consecuencias muy evidentes durante el día, tales como la excesiva somnolencia diurna (o tendencia a dormirse a todas horas), los cambios del estado de ánimo (humor, tristeza, irritabilidad, ansiedad , depresión, etc..) y aumento del estrés
Investigaciones recientes sobre la privación o falta de sueño demostraron que, después del tercer día sin dormir, aparecen alucinaciones y locura temporal, y que el ser humano no puede vivir sin dormir más allá de entre 10 y 15 días. Los estudios demuestran que las probabilidades de sufrir alguna enfermedad psiquiátrica aumentan en un 40 por ciento cuando los problemas para dormir se vuelven crónicos.
A nivel fisiológico, se ha visto que la falta de sueño también repercute en la habilidad para procesar la glucosa, lo que puede provocar altos niveles de azúcar en la sangre y favorecer la diabeteso un aumento de peso.
También provoca la disminución de la temperatura corporal basal, responsable, entre otras factores, de la constancia del ritmo cardíaco. Por lo tanto, en estas circunstancias pueden observarse arritmiaso paradas cardio-respiratorias nocturnas.
El sueño limpia la memoria a corto plazo y deja espacio para más información. En este sentido, se ha demostrado que una noche sin dormir reduce la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40 por ciento. Además de las pérdidas de memoria y recuerdo, la persona se vuelve más lentay menos precisa, por eso, la falta de sueño puede provocar una alteración en el habla y dificultad para aprender, crear y resolver problemas.
También se han demostrado otros problemas a largo plazo, como la hiperalgesia o aumento de la percepción de dolor, los temblores, el envejecimiento precoz, el agotamiento, los trastornos gastrointestinales o el aumento de probabilidad de contraer infecciones por afectación del sistema inmunitario.
Respecto a la patología respiratoria y las repercusiones cardiovasculares, destacar que una persona con apnea de sueño tiene, en comparación con individuos sanos, el doble de probabilidad de morir en el curso de 10 años. Su riesgo de presentar hipertensión arterial y accidentes cerebro-vasculares se relaciona directamente con el grado y tiempo de evolución de los síntomas y la probabilidad de presentar un segundo infarto de miocardio aumenta 23 veces.

Dormir mucho o quedarse dormido

Efectos de quedarse dormido o dormir en exceso

La somnolencia aumenta, de forma general, la probabilidad y vulnerabilidad a errores, accidentes, y, a veces, incluso, de muerte.
“Me quedo dormido sin darme cuenta, en cualquier sitio y ya no sé que hacer”
Ésta es una queja frecuente en muchas personas pero, sin embargo, la mayoría no son conscientes del peligro que entraña sufrir somnolencia y no estudiarla ni tratarla. Dormir en exceso provoca en nuestro cuerpo un estado de letargo perjudicial para nuestra actividad diurna. Nuestras acciones habituales se ralentizan y perdemos capacidad cognitiva y de respuesta, siendo más vulnerables al cansancio psicofísico y al deterioro del estado anímico.
Quedarse dormido en el trayecto de la casa al trabajo, echar una cabezada frente a su propio escritorio o bostezar mientras hablas con un familiar o compañero de trabajo son situaciones demasiado cotidianas que constituyen signos claros de que no hemos dormido suficiente y/o bien.
Son varios los estudios que han encontrado relación entre los “dormilones” y una alta incidencia de tabaquismoo alcoholismo, sedentarismoo enfermedades cardiovasculares o inflamatorias. Recientes publicaciones concluyen que cada hora adicional de sueño se asocia con un aumento del niveles de proteínas y mediadores que intervienen en procesos inflamatorios y autoinmunes y, por tanto, sugieren una estrecha relación entre el aumento de la inflamación y la duración excesiva del sueño. Además, dormir durante períodos prolongados disminuye nuestra calidad de vida e incluso puede tener en nosotros peores consecuencias que no dormir suficiente. De hecho, el exceso de sueño incrementa el riesgo de mortalidad de origen cardiovascular (hasta 5 veces más posibilidades de sufrir hipertensión).
Se estima que el 90 por ciento de las personas que tienen esta patología no lo saben o incluso lo niegan, ya que el que no duerme bien suele consultar al médico, pero el que se queda dormido no lo percibe como tal patología y, por lo tanto, no acude al especialista. De esta manera está ocultando una de las múltiples causas de la falta de calidad o cantidad óptimas del sueño, ya sea por un trastorno primario de sueño (como insomnio, narcolepsia o parasomnias) o por causas secundarias muy frecuentes como los trastornos respiratorios del sueño (como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño), alteraciones hormonales, las enfermedades neurodegenerativas (como el Parkinson y el Alzheimer) o, simplemente, el uso de algunos fármacos.
Uno de los principales problemas de la excesiva somnolencia son los accidentes de tráfico, ya que el 30% de las personas con apnea de sueño reconocen haberse quedado dormidos al volante y los accidentes de tráfico son 7 veces más frecuentes en este tipo de pacientes pero, además, éstos son más graves, con lo que también aumenta el riesgo de muerte.
En cualquier caso , el exceso de sueño tiene por regla general graves consecuencias en la actividad social, laboraly personal, como por ejemplo despidos, problemas familiares y de pareja, dificultades de aprendizaje y concentración durante la etapa escolar, exclusión social, repercusiones físicas y psíquicas, etc... y son más frecuentes de lo que parece, porque el que los sufre no identifica ni acepta la somnolencia como causante del problema.
Y usted ¿Está seguro de que duerme suficiente y bien?