Quedarse dormido más rápido... Permanecer dormido más tiempo

noviembre 02, 2019

0 Comentarios

Quedarse dormido más rápido... Permanecer dormido más tiempo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que aproximadamente el 35% de los adultos duermen menos de lo debido. (1

Eso es parte de la razón por la que las pastillas para dormir son tan populares. Pero tienen serios inconvenientes, incluido el riesgo de dependencia física, accidentes y eventual tolerancia que los hace ineficaces.

Se ha encontrado que varios extractos derivados de plantas ayudan a promover el sueño saludable de manera segura.

Los científicos han creado una combinación de tres de estos extractos: bálsamo de limón , honokiol (un compuesto que se encuentra en el árbol de magnolia) y apigenina (un ingrediente que se encuentra en la manzanilla ).

Juntos, trabajan en varios centros del sueño en el cerebro para ayudar a restaurar los patrones de sueño saludables.

Un estudio en personas con trastornos de ansiedad leve a moderada y trastornos del sueño demostró que el 85% de los sujetos que recibieron suplementos de extracto de bálsamo de limón lograron la remisión completa del insomnio y el 70% de los sujetos tuvieron alivio completo de los síntomas de ansiedad. (2

Los estudios preclínicos y clínicos y el análisis de la expresión génica muestran que estos ingredientes pueden ayudar a las personas a dormirse más fácilmente y mejorar la calidad del sueño, lo que lleva a un descanso reparador y promotor de la salud. (2-5)

El problema con las pastillas para dormir

Basados ​​en estudios de investigación sobre el sueño, los CDC y otros expertos recomiendan que los adultos duerman siete o más horas por noche. (1,6

Usando este estándar, encontraron que más de 1 de cada 3 adultos duermen sub óptimamente en forma regular. Con frecuencia, la falta de sueño se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad, depresión, demencia y problemas de salud crónicos como la diabetes tipo II y las enfermedades cardíacas. (7-10

El hecho de no dormir lo suficiente puede verse afectado por muchos factores, como el consumo de cafeína, el estrés, la ansiedad y los trastornos del sueño. El problema empeora con la edad, ya que alrededor del 40% de todos los adultos mayores sufren algún tipo de problema de sueño. (11,12) Los cambios en las hormonas a medida que envejecemos se han relacionado con el insomnio y la mala calidad del sueño, (13,14) y algunos medicamentos recetados a personas mayores pueden interrumpir el sueño. (15

Las ayudas farmacéuticas para dormir son extremadamente populares, pero vienen con una variedad de problemas. Un grupo de medicamentos, las benzodiazepinas, actúa mejorando el efecto de un neurotransmisor calmante llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA). Esto causa reducción de la ansiedad, relajación de los músculos y sedación. Los medicamentos comunes en esta clase incluye Valium®, Xanax® y Klonopin®.

Pero estos medicamentos pueden causar demasiada sedación, lo que lleva a un efecto de "resaca" en la mañana. Peor aún, los usuarios pueden volverse adictos con el uso regular. Y a medida que aumentan las dosis, la sobredosis se convierte en una posibilidad. (16

Las pastillas para dormir más nuevas, como Ambien® y Lunesta®, funcionan al interactuar con los receptores GABA en el cerebro para producir efectos sedantes y anti-ansiedad. Aunque tienen un riesgo ligeramente menor de adicción, el uso regular puede llevar a la dependencia. Y muchos usuarios de estas drogas se quejan de un efecto "zombie" al día siguiente, que puede causar un bajo rendimiento mental y riesgo de lesiones como caídas. (17,18

La clase más nueva de ayudas para el sueño, los antagonistas de los receptores de orexina, adoptan un enfoque diferente al de los medicamentos mencionados anteriormente que mejoran la señalización de GABA. El sistema de orexina en el cerebro controla la vigilia. Por lo tanto, los antagonistas de los receptores de orexina mejoran el sueño. Los usuarios de los antagonistas de los receptores de orexina están sujetos a un efecto de "resaca" y al potencial de dependencia física, como sucede con las ayudas para dormir más potentes. (19)

Una alternativa más saludable

El bálsamo de limón es una hierba de la familia de la menta que mejora la actividad de los neurotransmisores GABA en el cerebro, pero por un mecanismo diferente al de las benzodiacepinas y otras pastillas para dormir. Se ha encontrado que los compuestos en el bálsamo de limón, incluido el ácido rosmarínico, inhiben la enzima que normalmente degrada el GABA. (4) Esto mantiene los niveles de GABA más altos, para respaldar un efecto que promueve el sueño y reduce la ansiedad.

El árbol de magnolia es la fuente de un compuesto llamado honokiol. La investigación ha demostrado que el honokiol interactúa con el receptor para GABA. A través de esta interacción, aumenta la actividad de GABA para ayudar a dormir. (5

La hierba de la floración de la manzanilla se ha utilizado durante mucho tiempo como una ayuda natural para el sueño. Parte de este efecto también puede atribuirse a su actividad de mejora de GABA. Pero la manzanilla y sus componentes activos, particularmente la apigenina, pueden actuar mediante mecanismos adicionales para promover aún más el sueño. (20

El análisis de expresión génica por computadora descubrió que el perfil de la apigenina se parece a un antagonista del receptor de orexina y, por lo tanto, puede estar funcionando de manera similar. (3) Orexin, hecho en los centros de vigilia del cerebro, es un compuesto que promueve la vigilia. Un bloqueador de la orexina, que puede ser la apigenina, reduce la vigilia y promueve el sueño. (21,22

Investigación médica sobre las ayudas para el sueño a base de hierbas

Los científicos han descubierto evidencia de que el bálsamo de limón, el honokiol y la manzanilla pueden mejorar el sueño.

Dado que actúan mediante mecanismos superpuestos y únicos, una formulación que combina los tres puede ayudar a restaurar los patrones de sueño saludables.

lo que necesitas saber

Promover el sueño reparador

  • Se estima que más de 1 de cada 3 adultos duerme mal.
  • La falta de sueño está asociada con el riesgo de muchas enfermedades crónicas, como la obesidad, la diabetes tipo II, las enfermedades del corazón, la depresión y más.
  • La medicación utilizada para inducir el sueño puede llevar a la dependencia y puede tener muchos efectos secundarios potenciales.
  • Varios compuestos derivados de plantas tienen efectos de apoyo del sueño similares, pero sin los efectos secundarios preocupantes.
  • Una combinación de suplementos de bálsamo de limón, honokiol y manzanilla proporciona efectos que promueven el sueño para lograr una noche completa de sueño reparador y protector de la salud.

 

Extracto de bálsamo de limón

En un estudio, los investigadores reclutaron a personas con trastornos de ansiedad leve a moderada y trastornos del sueño. (2) Los sujetos recibieron un extracto de bálsamo de limón durante 15 días y luego se evaluaron mediante escalas de calificación para la ansiedad y la depresión que incluían la calidad del sueño.

Al final del estudio, se consideró que todos los sujetos habían tenido una respuesta positiva a la suplementación, con un 85% de ver una remisión completa de su insomnio y el 15% restante mejoró mucho.

En cuanto a los síntomas de ansiedad, el 70% de los sujetos que respondieron al producto se consideraron en remisión completa y otro 25% experimentó una mejora significativa.

Otro estudio sobre el bálsamo de limón evaluó a pacientes con enfermedades cardíacas que tenían problemas para dormir, junto con altos niveles de depresión, ansiedad y estrés. (23) Estos sujetos fueron aleatorizados para recibir un suplemento de bálsamo de limón o un placebo durante ocho semanas.

Los pacientes que tomaron bálsamo de limón tuvieron puntuaciones significativamente reducidas para la depresión, la ansiedad y el estrés. También tomaron menos tiempo para dormirse y tuvieron un aumento en la duración total del sueño.

Honokiol

En los modelos de ratón, el honokiol redujo el tiempo que tardó en dormirse y aumentó la cantidad de sueño. (24) En otro estudio en animales, el honokiol se comparó directamente con diazepam (Valium®). (25) Se encontró que reduce los síntomas de ansiedad a un nivel similar al del medicamento.

Pero mientras diazepam disminuyó la actividad motora muscular y el tono, y la memoria deteriorada, el honokiol no lo hizo. Los ratones experimentaron síntomas de abstinencia cuando se detuvo el diazepam. Los animales que tomaron honokiol no lo hicieron, lo que indica que su uso no es probable que conduzca a la dependencia física.

Insuficiente sueño no afecta la salud

La falta de sueño no es sólo una molestia.Conduce a graves problemas para la salud y la calidad de vida.
El sueño inadecuado puede tener un impacto severo enla función cognitiva, causando pensamientos lentos, atención deficiente e imprecisiones que conducen a la pérdida de productividad durante el día.También puede ser francamente peligroso.Un estudio encontró que la falta de sueño llevó a un rendimiento más bajo en tareas cognitivas y motoras comparable a un nivel de intoxicación por alcohol que haría ilegal conducir. (29)
Otro estudio encontró que los trabajadores de la construcción que sufren de falta de sueño tenían mayor riesgo de sufrirlesiones en el lugar de trabajo. (30) Y se ha estimado que hasta6,000 muertes por accidentes automovilísticospor año son culpables de conducir con sueño. (31)
Los trastornos del sueño también afectan la función cerebral a largo plazo.Las noches repetidas de sueño inadecuado se asocian con el riesgo dedeterioro cognitivo leve ydemencia . (11)
Los estudios también han vinculado el sueño subóptimo a laobesidad . (32, 33Se encontró que la falta de sueño causa anomalías en los niveles de las hormonasleptina ygrelina , que son de importancia crítica para el equilibrio normal de la grasa corporal. (33) Estas anomalías pueden contribuir al aumento de peso y, eventualmente, a la obesidad, lo que, a su vez, aumenta el riesgo de muchas enfermedades. (34-37)
De hecho, la mala calidad del sueño se ha relacionado con el riesgo de diabetes tipo II y enfermedad cardíaca. (10,38) Incluso la muerte por cáncer parece más probable con un sueño inadecuado.Un gran estudio mostró que los pacientes con cáncer colorrectal que duermen menos de cinco horas por día tienen unaumento del54% en la mortalidad por cáncer, en comparación con los que duermen de siete a ocho horas. (39) 
Dicho todo esto, el sueño puede tener un impacto dramático en el funcionamiento mental y físico y en la salud en general.

Extracto de manzanilla

La manzanilla es una hierba popular que se usa a menudo como té para promover el sueño y la relajación. (26

En un estudio con ratas, se demostró que la manzanilla mejoraba el inicio del sueño y tenía un efecto hipnótico leve (como las benzodiacepinas). (27) En un estudio clínico, la manzanilla mostró efectos beneficiosos alentadores sobre el funcionamiento diurno en personas con problemas de sueño. (28

Los investigadores creen que los componentes activos presentes en la manzanilla, en particular la apigenina , son responsables de sus efectos.

 

Nueva herramienta en el descubrimiento de drogas

La nueva frontera en el descubrimiento de fármacos utiliza un enfoquebioinformático llamadomapeo de conectividad para descubrir conexiones entre compuestos que no se habían reconocido previamente.
Cada vez que se aplica un compuesto o fármaco a las células,se crea unafirma única deexpresión génica .Cuando dos firmas son muy similares, esto podría representar conexiones útiles y previamente no reconocidas entre compuestos aparentemente no relacionados.
Esta herramienta avanzada, labiblioteca deMapa de Conectividad (CMAP), fue desarrollada por elBroad Institute y está disponible para que la utilicen los investigadores.
Recientemente, los científicos aprovecharon esta herramienta para ayudar a identificar compuestos naturales que producen una firma similar a unantagonista del receptor de orexina , una nueva clase de medicamentos para el sueño.Uno de esos compuestos que identificaron fue laapigenina.
Aunque se justifica una investigación adicional sobre este nuevo mecanismo potencial, estos hallazgos preliminares interesantes podrían ayudar a explicar la naturaleza compleja de la farmacología de la apigenina en el cerebro.

 

Resumen

Dormir lo suficiente es esencial para la salud.El sueño inadecuado aumenta el riesgo de muchas enfermedades crónicas.

Un gran porcentaje de adultos no duerme lo suficiente de manera regular, y los problemas de sueño aumentan con la edad avanzada.

Muchas personas confían en las drogas farmacéuticas para ayudar a dormir, pero estos medicamentos causan varios efectos adversos potenciales, incluido el riesgo de adicción y tolerancia (lo que significa que dejan de funcionar).

Una combinación de nutrientes derivados de plantas puede brindar apoyo para un sueño saludable, sin el riesgo de efectos secundarios significativos.

El bálsamo de limón , el honokiol y la manzanilla (que contiene apigenina) trabajan en los centros del sueño en el cerebro para inducir y mantener el sueño, pero sin las propiedades sedantes o adictivas de esos medicamentos farmacéuticos.

Referencias

  1. Disponible en:https://www.cdc.gov/sleep/data_statistics.html .Accedido el 9 de mayo de 2019.
  2. Casos J, Ibarra A, Feuillere N, et al.Ensayo piloto de Melissa officinalis L. extracto de hoja en el tratamiento de voluntarios que sufren trastornos de ansiedad leve a moderada y trastornos del sueño.Med J Nutrition Metab.Diciembre2011; 4 (3): 211-8.
  3. Mapeo de conectividad interno.Base de datos del Instituto LINCS-Broad.Datos en archivo.2019.
  4. Awad R, Muhammad A, Durst T, et al.Fraccionamiento guiado por bioensayos del bálsamo de limón (Melissa officinalis L.) utilizando una medida in vitro de la actividad de la transaminasa GABA.Phytother Res.2009 Ago; 23 (8): 1075-81.
  5. Alexeev M, Grosenbaugh DK, Mott DD, et al.Los productos naturales magnolol y honokiol son moduladores alostéricos positivos de receptores GABA (A) sinápticos y extra-sinápticos.Neurofarmacología.Junio2012; 62 (8): 2507-14.
  6. Watson NF, Badr MS, Belenky G, et al.Cantidad recomendada de sueño para un adulto sano: una declaración de consenso conjunto de la Academia Americana de Medicina del Sueño y la Sociedad de Investigación del Sueño.Dormir.20151 de junio; 38 (6): 843-4.
  7. Riemann D, Krone LB, Wulff K, y col.Sueño, insomnio y depresión.Neuropsicofarmacología.20199 de mayo.
  8. von Ruesten A, Weikert C, Fietze I, et al.Asociación de la duración del sueño con enfermedades crónicas en el Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC).Más uno.2012; 7 (1): e30972.
  9. Cooper CB, Neufeld EV, Dolezal BA, et al.La falta de sueño y la obesidad en adultos: una breve reseña narrativa.BMJ Open Sport Exerc Med. 2018; 4 (1): e000392.
  10. Lao XQ, Liu X, Deng HB, et al.La calidad del sueño, la duración del sueño y el riesgo de enfermedad coronaria: un estudio prospectivo de cohorte con 60,586 adultos.J Clin Sleep Med.201815 de enero; 14 (1): 109-17.
  11. Zhang F, Zhong R, Li S, y col.El eslabón perdido entre los trastornos del sueño y la demencia relacionada con la edad: evidencia reciente y mecanismos plausibles.Transmisión Neural J (Viena).2017mayo; 124 (5): 559-68.
  12. Adib-Hajbaghery M, Mousavi SN.Los efectos del extracto de manzanilla en la calidad del sueño en personas de edad avanzada: un ensayo clínico.Complemento Ther Med.Diciembre de2017; 35: 109-14.
  13. Geyer C. En busca de un buen sueño nocturno: hormonas, mente, movimiento y respiración.Soy J Lifestyle Med.2018marzo-abril; 12 (2): 120-3.
  14. Baker FC, de Zambotti M, Colrain IM, et al.Problemas de sueño durante la transición menopáusica: prevalencia, impacto y desafíos de manejo.El sueño de Nat Sci.2018; 10: 73-95.
  15. Sutton EL.Insomnio.Med Clin North Am.2014 mayo; 98 (3): 565-81.
  16. Disponible en:https://www.drugs.com/article/benzodiazepines.html .Accedido el 13 de mayo de 2019.
  17. Frey DJ, Ortega JD, Wiseman C, et al.Influencia de zolpidem y la inercia del sueño en el equilibrio y la cognición durante el despertar nocturno: un ensayo aleatorizado controlado con placebo.J Am Geriatr Soc.2011 Ene; 59 (1): 73-81.
  18. Chung SD, Lin CC, Wang LH, et al.El uso de zolpidem y el riesgo de lesión: un estudio de seguimiento basado en la población.Más uno.2013; 8 (6): e67459.
  19. Disponible en:https://www.sleepfoundation.org/articles/orexin-receptor-antagonists-new-class-sleeping-pill .Accedido el 13 de mayo de 2019.
  20. Awad R, Levac D, Cybulska P, et al.Efectos de los productos botánicos ansiolíticos de uso tradicional sobre las enzimas del sistema de ácido gamma-aminobutírico (GABA).Can J Physiol Pharmacol.Septiembre de2007; 85 (9): 933-42.
  21. Brisbare-Roch C, Dingemanse J, Koberstein R, et al.Promoción del sueño apuntando al sistema orexin en ratas, perros y humanos.Nat Med.Febrero de 2007; 13 (2): 150-5.
  22. Dubey AK, Handu SS, Mediratta PK.Suvorexant: el primer antagonista del receptor de orexina para tratar el insomnio.J Pharmacol Pharmacother.2015abril-junio; 6 (2): 118-21.
  23. Haybar H, Javid AZ, Haghighizadeh MH, et al.Los efectos de la suplementación de Melissa officinalis sobre la depresión, la ansiedad, el estrés y el trastorno del sueño en pacientes con angina crónica estable.Clin Nutr ESPEN.Agosto de 2018; 26: 47-52.
  24. Qu WM, Yue XF, Sun Y, et al.Honokiol promueve el sueño de movimientos oculares no rápidos a través del sitio de benzodiazepinas del receptor GABA (A) en ratones.Br J Pharmacol.Octubre de2012; 167 (3): 587-98.
  25. Kuribara H, Stavinoha WB, Maruyama Y. Honokiol, un supuesto agente ansiolítico extraído de la corteza de magnolia, no tiene efectos secundarios similares al diazepam en ratones.J Pharm Pharmacol.Enero de1999; 51 (1): 97-103.
  26. Sánchez-Ortuno MM, Belanger L, Ivers H, et al.El uso de productos naturales para dormir: ¿una práctica común?Dormir med.2009 Oct; 10 (9): 982-7.
  27. Shinomiya K, Inoue T, Utsu Y, et al.Actividades hipnóticas de extractos de manzanilla y pasionaria en ratas con trastornos del sueño.Biol Pharm Bull.Mayo de2005; 28 (5): 808-10.
  28. Zick SM, Wright BD, Sen A, et al.Examen preliminar de la eficacia y seguridad de un extracto de manzanilla estandarizado para el insomnio primario crónico: un estudio piloto aleatorizado controlado con placebo.BMC Complement Altern Med.2011sep 22; 11: 78.
  29. Williamson AM, Feyer AM.La falta moderada de sueño produce alteraciones en el rendimiento cognitivo y motor equivalentes a los niveles legalmente prescritos de intoxicación por alcohol.Occup Environ Med.2000 Oct; 57 (10): 649-55.
  30. Brossoit RM, Crain TL, Leslie JJ, et al.Los efectos del sueño en el trabajo de falla cognitiva y seguridad.J Occup Health Health Psychol.201829 de noviembre.
  31. Disponible en:https://www.cdc.gov/features/dsdrowsydriving/index.html .Accedido el 13 de mayo de 2019.
  32. Gangwisch JE, Malaspina D, Boden-Albala B, et al.Sueño inadecuado como factor de riesgo para la obesidad: análisis de las NHANES I.Sueño.2005Oct; 28 (10): 1289-96.
  33. Taheri S, Lin L, Austin D, et al.La duración corta del sueño se asocia con una reducción de la leptina, una elevación de la grelina y un aumento del índice de masa corporal.PLoS Med.Diciembre2004; 1 (3): e62.
  34. Foley D, Ancoli-Israel S, Britz P, et al.Trastornos del sueño y enfermedades crónicas en adultos mayores: resultados de la Encuesta 2003 del Sueño en América de la Fundación Nacional del Sueño.J Psychosom Res. Mayo de2004; 56 (5): 497-502.
  35. Gislason T, Almqvist M. Enfermedades somáticas y trastornos del sueño.Un estudio epidemiológico de 3.201 hombres suecos.Acta Med Scand. 1987; 221 (5): 475-81.
  36. Liu Y, Croft JB, Wheaton AG, y col.Asociación entre el sueño insuficiente percibido, el malestar mental frecuente, la obesidad y las enfermedades crónicas entre los adultos de EE. UU., Sistema de vigilancia de factores de riesgo de comportamiento de 2009.BMC Salud Pública.201329 de enero; 13: 84.
  37. Liu Y, Wheaton AG, Chapman DP, et al.La duración del sueño y las enfermedades crónicas en adultos estadounidenses de 45 años o más: evidencia del Sistema de vigilancia de factores de riesgo de comportamiento de 2010.Dormir.20131 de octubre; 36 (10): 1421-7.
  38. Spiegel K, Knutson K, Leproult R, et al.Pérdida de sueño: un nuevo factor de riesgo para la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2.J Appl Physiol (1985).2005Nov; 99 (5): 2008-19.
  39. Xiao Q, Arem H, Pfeiffer R, et al.Prediagnosis La duración del sueño, la siesta y la mortalidad entre los sobrevivientes de cáncer colorrectal en una gran cohorte estadounidense.Dormir.20171 de abril; 40 (4).